lunes, 22 de febrero de 2010

Filósofa francesa ve ciertas campañas como retroceso para las mujeres

Y yo estoy 100%%%%%% de acuerdo. (Gracias, Myrta, por el enlace)

guardian.co.uk

French philosopher says feminism under threat from 'good motherhood'
Ecologists, breastfeeding advocates and behavioural specialists making women 'slave to their children', says Elisabeth Badinter

Elisabeth Badinter says French model of motherhood facing threat from 'dangerous' new brand of thought which seeks to keep women at home. Photograph: Sipa Press/Rex Features
To many, they are the wonder women of Europe: the Gallic mothers who juggle work and babies with an effortless cool and help keep France a beacon of fertility on an ever-greying continent.
But, according to one leading feminist, the French model of motherhood is facing an unprecedented threat from a "dangerous" new brand of thought which seeks to keep women at home and make them the slaves of their children.
Elisabeth Badinter, 65, a prominent author and philosopher, declared this week that France was at a turning point in its attitude towards female emancipation.
Thanks to a new coalition of ecologists, breastfeeding advocates and behavioural specialists, she argued, young women are facing increasing pressure to be perfect mothers who adhere to strict guidelines for how to care for their babies.
If this "regressive" movement takes hold, French feminism could be set back decades, she argued.
"The majority of French women [now] reconcile maternity with professional life. Many of them work full-time when they have a child. They are resisting the model of the perfect mother, but for how long?" Badinter said in an interview with Libération newspaper. "I get the impression that we may now be at a turning point."
Such views – in her new book, Conflict, Women and Mothers, published today – have seen Badinter plunged into the boiling cauldron that is contemporary French feminist thought.
Attacked by her critics as out of touch with the new generation she is ­attempting to salvage, Badinter has stuck to her guns. She says that the new image of the "ideal mother" – one who breastfeeds for six months, does not rush to return to full-time work, avoids painkillers in childbirth, rejects disposable nappies and occasionally lets her baby sleep in her bed – makes impossible demands on any woman who has a life outside of her child.
"'Good motherhood' imposes new duties that weigh heavily on those who do not keep to them. It contravenes the model we have worked for until now [and] which makes equality of the sexes impossible and women's freedom irrelevant. It is a step backwards," she said.
Cecilé Duflot, the 35-year-old mother of four children who leads the French Green party, reacted angrily to suggestions that feeding her children organic broccoli and washing nappies made her regressive.
"She is completely wrong … The examples she uses totally miss the point," Duflot said in a radio interview.
In support of Badinter, Sabine Salmon, president of the association Femmes Solidaires, said that during school visits over the past two years her employees had noticed more and more French schoolgirls expressing a desire to stay at home. "It's a very worrying indicator," she said.
Women in France, which has a fertility rate of 2.0 compared with Britain's 1.8 and Germany's 1.4, have, in recent decades, been discouraged from seeing maternity as their sole raison d'etre.

9 comentarios:

Anónimo dijo...

Pero el movimiento pro-lactancia en Puerto Rico ha ido dirigido precisamente a lograr acomodos para las madres que trabajan en su propio ambiente laboral. Partir de la premisa de que la lactancia es incompatible con el trabajo no es tan solo erróneo, sino que está en sintonía con el discurso retrograda y chauvinista que tradicionalmente se ha opuesto a tales acomodos y derechos. La Liga de la Leche, el Proyecto Lacta y otras organizaciones similares en la isla no se dedican a promover la maternidad, sino a luchar por los derechos de quienes ya son madres, particularmente para que puedan lactar en espacios públicos y laborales sin las marginalizaciones y el discrimen que promueve el status quo. Y ni hablar de que se trata de un asunto salubrista de medular importancia, pues la alternativa a la lactancia son las fórmulas producidas por las farmacéuticas multinacionales y los grandes intereses de la industria del cuidado médico.

Verónica RT dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Verónica RT dijo...

Le he dedicado mucha energia al tema de la lactancia en Puerto Rico, proximamente publicare un articulo sobre ello. Pero quiero decirte que , en efecto, uno de mis planteamientos ha sido que el tema de la lactancia significa grandes retos para las mujeres feministas del pais que tradicionalmente han trabajado para conseguir que las mujeres madres puedan trabajar, sin discrimen y sin ser castigadas precisamente por ser madres. Gracias a tales esfuerzos existe la Ley de Madres Obreras, y todas las leyes relativas a la lactancia en el ambiente laboral. Pero el trabajo no termina en garantizar que la mujer lactante pueda lactar en el trabajo. Tenemos que preguntarnos cómo es la vida de esa trabajadora madre lactante, por que lo hace? se ha sentido bien haciendolo? su vida ha sido mejor?

Mi planteamiento es que hay que criticar los discursos pro lactancia de esas organizaciones que mencionas La Liga de la Leche (que en sus inicios claramente le decia a las mujeres que se quedaran en sus casas) y el Proyecto Lacta que formula una defensa fundamentalista de la lactancia, poniendo al bebé como dueño de la vida de la mujer, sin importar los intereses de esta última que NO necesariamente estan atados a los intereses del bebe. Hay que balancear y para balancear planteo que hay que impedir que se demonice a las mujeres que utilizan la formula para alimentar a sus hijos e hijas. las multinacionales estan para hacer dinero, y por eso el escandalo Nestle se convirtio en un issue de derechos humanos. Y yo siempre estaré ahi para denunciar cualquier practica que lastime a las mujeres, incluyendo practicamente regalarles la formula a mujeres que no viven en las condiciones adecuacadas para ese tipo de alimentacion. Pero de eso a decir que en nuestros paises, Puerto Rico, Estados Unidos... la formula mata a niños o niñas es una exageracion, manipulacion y, vamos, es una mentira. Las estadisticas cientificas (esas que usan para tantas y tantas cosas, no todas positivas) establecen sin dudas que la leche materna ayuda en cuanto a alergias, problemas respiratorios y estomacales. Pero los y las niñas que usan formula no necesariamente van a enfermarse por utilizarla.

la informacion es poder, pero no se puede utilizar para manipulaciones, ni para vendernos la idea de una sola manera de ser "buena madre". Cuando una lee como he leido yo sobre el tema se da cuenta del mundo de mitos y manipulaciones que rodean ciertos discursos pro lactancia. Las multinacionales lo hacen por dinero, pero estos grupos lo hacen por ideologia. Ojo al pillo.

Anónimo dijo...

Verónica, me encantaría saber en que te basas para concluir que el Proyecto Lacta "formula una defensa fundamentalista de la lactancia, poniendo al bebé como dueño de la vida de la mujer, sin importar los intereses de esta última que NO necesariamente estan atados a los intereses del bebe." Yo entendía que esa organización era liderada por mujeres pediatras, no por fundamentalistas de ninguna ideología. Tampoco creo que sean muy versas en la obra de Catherine McKinnon ni nada por el estilo, pero por lo menos son mujeres profesionales con mucha credibilidad en el campo científico y médico puertorriqueño.

Si vas a escribir un artículo sobre el tema, también me encantaría ver referencias a esos estudios científicos que supuestamente desestiman los postulados de esas organizaciones como "mitos y manipulaciones". Eso sería un gran señalamiento, pues el timón de tales organizaciones lo llevan mujeres profesionales con reputaciones intachables, y cualquier aseveración en su menoscabo debería estar bien fundamentada. Como no soy del campo de la medicina ni de las ciencias, siempre tendré mucha deferencia a las conclusiones y teorías de las y los peritos en la materia.

Por último, estoy de acuerdo en que hay que fomentar el balance y no demonizar a esas mujeres y madres que deciden hacer lo que mejor entiendan con su cuerpo. No obstante, si en efecto es una realidad empírica que la leche materna es más beneficiosa que las fórmulas fabricadas por las multinacionales, pues no veo ningún problema en que esas organizaciones continúen con su trabajo educativo-científico a través de todo el espectro social de la isla.

Verónica RT dijo...

Te aseguro que mi escrito esta bien fundamentado. Hace muchos años, muchos, que leo sobre el tema. En cuanto se publique me comprometo a ponerlo aqui para que se lea. Tal vez haga alguna presentacion al respecto antes, y tambien lo anunciaré.

No estoy sola en mis planteamientos. Mujeres en Canada, Estados Unidos, Francia se estan rebelando ante ciertos discursos absolutistas pro lactancia.

Por cierto, las doctoras de renombre tambien pueden actuar por ideologia. La Rae define ideoligia como: "conjunto de ideas fundamentales que caracteriza el pensamiento de una persona, colectividad o época, de un movimiento cultural, religioso o polótico" Algo tipico de estos discursos que critico es que mezclan la ciencia con la ideologia como si nada. Y eso no es en Puerto Rico, eso es en muchas otras partes tambien.

Ahora bien, sobre Proyecto Lacta....

uno de sus grandes logros ha sido ayudar a traer a Puerto Rico la nefasta campaña de Los bebés nacen para ser amamantados, campaña federal propulsada por el gobierno de George Bush. esa campaña dice que una mujer que NO lacta es una mujer que a proposito pone en riesgo la VIDA de su bebe, no su salud, pero su VIDA. En el link que te pongo al final podras ver uno de los videos de esa campaña, que yo llegué a ver aqui en Puerto Rico traducido al español. La Dra Piovanetti cada vez que tiene la oportunidad sale con el slogan: los bebes nacen para ser amamantados. Si eso no tiene ideologia, no se que lo pueda tener. Publicamente, la Dra. ha apoyado productos como la muñeca el Bebe Gloton, que es claramente un producto creado para manipular a las mujeres desde niñas. No digo que lo haga de mala fe, ni por motivaciones ocultas. Digo que lo que hace y dice tiene contenido ideológico que puede dejar muy mal parada a las madres que deciden no lactar, sus discurso al ser fundamentalistas (sobre una única verdad) convierte a las madres no lactantes en parias. Y yo critico eso.

Tengo problemas tambien con el slogan de la Dra. Padilla con eso de que "lactar es amar"... aja... y levantarte a las 3 de la madrugada a alimentar con formula es.... ¿?

Por cierto, no tengo problemas con que se diga, madre, si lactas hay una mas alta probabilidad de que a tu bebe no le den alergias. Incluso, he aplaudido que estas campañas y movimientos le han abierto nuevas puertas a las mujeres para sentirse dueñas de sus cuerpos, y muchas sienten que al lactar están yendo en contra de la corriente de las multinacionales. Bravo por ello. Pero lamentablemente las cosas se han llevado a un nivel en que cada dia son mas las mujeres que se deprimen cuando no pueden lactar porque estas campañas que critico una y otra vez les didcen que si NO lactan, estan poniendo en riesgo la vida de su bebe, y si no lo hacen, son malas madres, porque la buena madre lacta, le cueste lo que le cueste.

Por eso tantas mujeres, cada vez mas, se rebelan y dicen "basta".

Sobre el tema mira mis planteamientos aqui:

http://mujeresenpr.blogspot.com/search/label/lactancia

Verónica RT dijo...

Disculpa, me he dado cuenta de que no todos mis comentarios con relacion al tema estan bajo el label de lactancia

aqui está el video de la campaña los bebes nacen para ser amamantados

http://mujeresenpr.blogspot.com/2009/04/sobre-la-lactancia.html

Ícaro Ardiendo dijo...

Anónimo, sobre la ideología y la ciencia Giddens discutiendo a Max Weber señala: "[s]cience itself rests upon ideals which cannot, any more than any other values, be validated scientifically". (Giddens, Capitalism & Modern Social Theory, 138 (ed. 2008))

En resumen, que la ciencia puede ser también ideología. (Por no decir que la mayor parte del tiempo lo es.) En algunos momentos porque nos enfrascamos en ella con un paradigma previamente establecido o porque cuando interpretamos los datos los comunicamos de una forma que sobrepasa el hecho y lleva una carga valorativa sobre lo que está bien o está mal. Así la ciencia se convierte en un discurso que sirve para dominar a ciertos grupos en la sociedad. Recordemos como la ciencia fue utilizada para justificar la esclavitud. Y como es utilizada hoy para justificar el patriarcado o la heteronormatividad.

No digo ojo al pillo, pero sí digo alerta que no todo lo que brilla es oro.

Anónimo dijo...

Verónica, la muñeca esa ciertamente es tremenda porquería. Por otro lado, me parece que la retórica de las doctoras hasta en ese caso va dirigida principalmente a combatir la concepción dominante en nuestra sociedad de que la lactancia es un acto obsceno y vulgar. No niego que su semántica puede que en ocasiones suene tajante, naturalista o desafortunada, pero tampoco me proyecta una agenda o conspiración para enaltecer la maternidad, ni al bebé por encima de la mujer.

Por otro lado, esperaré a que compartas la evidencia científica en contra de la lactancia antes de llegar a conclusiones empíricas adicionales sobre el tema. La "ciencia" como instrumento ideológico a la que se refiere Ícaro no es la misma ciencia a la que yo me refiero. Cualquier "ciencia" que se utilice para promover la esclavitud, la heteronormatividad o para justificar cualquier tipo de eugenesia, solo por dar algunos ejemplos, es pura charlatanería (as in quackery). En fin, no creo que debamos clasificar esos esfuerzos nefastos como "ciencia", sino como hipotesis que son y han sido fácilmente falsificadas y rechazadas por la comunidad científica contemporánea y por el método científico.

En ese sentido, me preocupa el discurso de la relatividad de las ciencias naturales, particularmente porque es exactamente el mismo discurso que utiliza la derecha fundamentalista para desestimar la teoría de la evolución y así promover el creacionismo en las escuelas públicas. Asimismo, esa relatividad parte de la misma premisa adoptada por la derecha homofóbica para contrarrestar el hecho de que organizaciones científicas como la Asociación Americana de Psiquiatría hoy día postulan a favor de la normalidad biológica y psíquica de la homosexualidad (a diferencia de sus posturas en el pasado que hace par de décadas lograron superar). Hasta el mismo Giddens va a participar pronto en un panel sobre el escepticismo y la ciencia con relación al calentamiento global, teoría que también es desestimada o menospreciada por un gran sector la derecha bajo la premisa de que se trata de ciencia falsa y no verificable. Naturalmente, también insisten que tales concepciones científicas son utilizadas sin base empírica verificable como un instrumento ideológico de los científicos y activistas de izquierda cuyo único propósito es promover una agenda política. Yo rechazo esa relatividad conceptual, por lo que cuando esté enfermo consultaré a un médico con una formación en las ciencias naturales y no a un sociólogo o un pastor religioso.

En fin, no dudo que hasta una teoría constatada legítimamente mediante el método científico (como la teoría de la evolución, que la mayoría de los científicos hasta formulan hoy día que se trata de un hecho más allá de una mera teoría), pueda y deba ser utilizada para fomentar cierta política pública en beneficio del bienestar social. Claro está, una teoría científica difiere de una teoría de otro campo (como la sociología o cualquier ciencia social), en el sentido de que se requiere para su validación que sus postulados sean aceptados por la comunidad científica en general mediante la experimentación y/o observación. Mi pregunta, entonces, va dirigida a sobre cuáles son las posturas de la comunidad científica sobre este tema, y si existen grandes discrepancias entre esa comunidad.

Verónica RT dijo...

Anónimo, independientemente de los propósitos detrás de la retórica de las doctoras, lo cierto es que la manera en que se manifiestan es y ha sido problematizada por mi y muchas otras personas en y fuera de Puerto Rico. Para contrarrestar la concepción de la lactancia como algo vulgar u obsceno no hace falta criminalizar a la madre no lactante, ni apoyar productos como ese del bebé gloton.

Por otra parte, creo que me has malentendido. Yo no soy ciéntifica, mi trabajo no es uno de ciencias, el mío es un trabajo sociológico y político. Reconozco las bondades de la lactancia en determinadas circunstancias pero lo que no reconozco es que por esas bondades las mujeres debamos estar sometidas a campañas continuas para manipularnos a encajar en una construcción más sobre lo que es "buena madre". No he leido articulos que digan por qué la leche de fórmula es mejor. Incluso, si vas a la página de Nestlé te encontrarás que dicha compañía dice que su fórmula no pretende ser mejor que la leche materna. Lo que sí he leido es articulos que dicen que las campañas pro lactancia han exagerado los resultados de estudios ciéntificos o que sencillamente los han sacado de contexto. De eso es de lo que hablo en mi trabajo.

No hablo por hablar.