miércoles, 22 de julio de 2009

Vínculos Apasionados

Plantea Judith Butler que no hay producción de sujeto sin un vínculo apasionado ("passionate attachment") a aquél o aquello a lo que se está subordinado, por lo que la subordinación en sí misma es central en la producción del sujeto (Butler, 1997). Plantea igualmente que si las condiciones de poder van a persisitr, éstas tienen que ser reiteradas y que el sujeto es el espacio de esa reiteración. El sujeto se produce a través de lo que aparece como su discurseada identidad constitutiva. Puesto de esta manera, cabría preguntarse, ¿cuál es el "passionate attachment" del feminismo con el régimen patriarcal? Pienso que éste radica justamente en su imposibilidad de abandonar la categoría misma: que es precisamente esa insistencia del feminismo de seguir reforzando, reesencializando, naturalizando la categoría mujer la que, hoy por hoy, continúa paradójicamente reproduciendo lo patriarcal.

Madeline Román. "Vínculos Apasionados: volver sobre la pregunta, ¿qué es una mujer?"(Revista Identidades, 2004)

¿No debió, mejor, preguntarse la prof. Román cuál es el vínculo apasionado entre las mujeres y el régimen patriarcal? ¿Acaso no puede el feminismo visibilizar ese vínculo, desconstruirlo, reinventarlo? Si existe el "feminismo" (no sé a cuál de todos los feminismos se refiere), es porque existen las "mujeres". El "esencialismo", al parecer, discurre por ambos lados.

2 comentarios:

éft dijo...

saludos Vera. Yo creo que el planteamiento subyacente a esta cita es el plantemiento que más adelante Judith Butler trabaja en 'Undoing gender' en el que -al igual que los planteamientos trasngénero e intersexuales- se dirigien incluso a deconstruir las categorías binarias de hombre y mujer (tanto 'naturales' como de género) y, por lo tanto, ahí la crítica a las feministas como una propuesta insuficiente en tanto su subjetividad sigue atrapada en una construcción (¿qué es lo femenino si no parte de una referencia fisiológica, cosa que Butler señala, es construida pero tan construida como el género). Entonces, el llamado es a 'superar' si se quiere la categorización que sustenta el(los) reclamos 'feministas' en tanto propios de sujetos 'mujeres'.

Claro, la línea problemática aquí es, como discutíamos en el último SELA, cómo estos planteamientos en términos pragmáticos nos llevan contra la pared a la hora de pensar en reclamos propios de ciertos grupos que sufran, por razón de sus 'categorías', las consecuencias de las categorías mismas, que es lo que los feminismos han querido hacer a través del tiempo y que ahora otros grupos dicen, sabes, qué tú 'feminismo' es parte del problema de aquellos y aquellas que no queremos estar ni en una categoría ni en otra... cómo bregar con eso a nivel pragmático es lo dificil....

Verónica RT dijo...

Gracias Érika. Yo recién ahora estoy leyendo y enterándome a profundidad sobre los planteamientos de Butler. Voy entendiendo y reconociendo sus argumentos en cuanto a las categorías. Pero lo que me pregunto es si Madeline hizo el cuestionamiento adecuado (según lo que dice Butler sobre los passionate attachments) al preguntarse cuál es el vínculo apasionado entre el feminismo y el patriarcado, (que reconozco como una pregunta más que válida). Es decir, entiendo la crítica al feminismo en cuanto y en tanto éste parta de categorías y binomios que asumen la ecuación de opresión. . Argumento que me parece no sólo válido sino atractivo. Pero como Madeline no reconoce otros feminismos, me pregunto, si acaso, al intentar cuestionar la categoría “mujer” a través de una crítica a un solo “feminismo” , no está haciendo ella también una construcción encima de otra. En fin, todavía no puedo señalarlo con claridad pero tengo problemas con la canalización que Madeline hace de Butler. Tengo que leer y pensar más.

Eso sí, creo que es justo reconocer que ya muchas feministas estamos trabajando con estos temas (influenciadas por Wittig, Butler, y otras) para incorporarlos a nuestras gestiones, que como siempre digo, debemos velar porque sean efectivas. Yo utilizo la categoría “mujeres” como arma política, siempre la he defendido a todo pulmón (como cuando se discutió si la palabra debía aparecer en el nombre de una organización estudiantil). Pero el día en que me convenza de que esa construcción me aleja más de lo que me acerca a la emancipación, la dejo de utilizar. Pero, sí, la pregunta continúa….¿quiénes son esos sujetos que, porque menstrúan , paren y lactan (o podrían menstruar, parir o lactar), son tratados con violencia? Te digo, debo leer mas, y entender mucho más.