jueves, 25 de junio de 2009

The availability of abortion removes the one remaining legitimized reason that women have had to refusing sex besides the headache.

Catharine A. MacKinnon, "Privacy v. Equality: Beyond Roe v. Wade", Feminism Unmodified (1983).

2 comentarios:

ícaro-ardiendo dijo...

Yo estaba hablando de esto con un amigo que no cree en el aborto. Me decía que las mujeres no debían abortar porque debían asumir la repsonsabilidad de sus actos. Él sostenía esta tesis aún para aquellas mujeres que habían utilizado métodos anticonceptivos, porque según él ellas debían saber que eso no era 100% seguro. Por tanto, su solución es para aquellas mujeres que no deseen estar embarazadas era que no tuvieran sexo. A lo que yo respondí, y ahora tú hombre que no te embarazas le vas a dictar a la mujer como vivir su sexualidad por el mero accidente biológico que en nuestra especie son las mujeres las que quedan embarazadas.

Verónica RT dijo...

Primero, MacKinnon me mata de la risa.


La cuestión del consentimiento a la hora de una mujer decidir si tiene sexo o no, y la carga social y física que implican algunas de las consecuencias del sexo tiene demasiada tela de dónde cortar.

MacKinnon habla del aborto el debate aplica también a los procesos antes del embarazo, a los diafragmas, pastillas anticonceptivas, la pastilla del PLAN B... al sacar la posibilidad de parir de la ecuación se queda el "sexo desnudo" (bien podríamos decir, "poder desnudo" y guiñamos a Erika). Ya sin el miedo de un embarazo, las mujeres presuntamente decimos "sí". Pero , según, MacKinnon lo decimos porque no tenemos otro remedio, porque no siempre funciona la excusa del dolor de cabeza, porque, en fin, estamos programadas para decir "sí" y ya sin la posibilidad del embarazo en el medio, no tenemos manera de manipular al hombre con su miedo a las pensiones alimentarias.

Tu que piensas, Anibal, en el contexto de tus reflexiones sobre el "agency" ?